Mi historia

Ultimas actualizaciones.-   23.01.2012  –  08-02-2012  –   10.03.2012   –  03.06.2012   – 02.08.2012   – 15.10.2012

David vs Goliat

El autor de este blog, y con respecto a los articulos publicados sobre APP INFORMATICA, ha recibido numerosas opiniones sobre su contenido, buenas, malas, de aliento y de desaliento, incluso mas agresivas, se me ha llegado a tachar de partidista, tendencioso y de que estan escritas con odio, resentimiento, que intento desprestigiar a esta cadena e incluso se ha llegado a las amenazas de muerte y todo esto sin olvidar la demanda que APP INFORMATICA y dos de sus socios D. FRANCISCO REVALIENTE CARRASCO y D. VICENTE ARGILES MONTEAGUDO interpusieron contra el autor de este blog por COMPETENCIA DESLEAL  ¿¿¿….???.

Llegados a este punto de “batalla” legal y dialéctica entre “David y Goliat”, creo conveniente publicar todos los hechos tal como sucedieron, los antecedentes, los litigios, los testigos y sus declaraciones  etc. , para dejar que el lector pueda formularse su opinión con suficiente conocimiento de causa. Al comentar esta decisión con un exfranquiciado de esta Mercantil, me comentó ” a ver si te demandan otra vez “, tal vez lo hagan, de todas formas todo lo que voy a relatar es tal como yo lo viví, lo que se refleja en las sentencias y por tanto acogido a los principios declarados en el apartado “Acerca de”  de este blog.

Dado lo extenso del relato, este artículo se irá ampliando en fechas sucesivas, dependiendo del tiempo disponible y encabezando, en cada ampliación, la fecha de su escritura.

Por último no quiero dejar pasar por alto las acusaciones que se me hacen respecto a que voy en contra de los Franquiciados y clientes de esta Franquiciadora (y asi lo manifestó APP y dos de sus socios,  en la demanda que me interpusieron por competencia desleal). Nada mas lejos de la realidad, en relación a los Franquiciados, independientemente de que seguro habrá malos profesionales como en todos los sectores, decir que son el activo más importante con el que cuenta esta franquicia – y todas – que son quienes, con su buen hacer diario, luchan por ofrecer unos buenos servicios, pero que igualmente tienen el derecho a ser informados de ciertas situaciones, que lo utilicen o no es cosa suya. Tampoco debemos olvidar que dichos Franquiciados son empresas independientes, no empleados de la franquiciadora y por tanto deben velar por sus legítimos intereses. En cuanto a los clientes, que decir, su fidelidad dependerá del trato que le de el Franquiciado y que considero dependerá en gran medida con el apoyo recibido de su Franquiciador.

—–   Actualización a 23-01-2012 —————————————————————————————————————–

ANTECEDENTES.-

Por circunstancias que no vienen al caso, llegué a Barcelona desde mi ciudad natal Zaragoza, a mediados del año 2002. Esas mismas circunstancias me llevaron a la necesidad de entrar en el mundo empresarial  – después de  40 años como asalariado – para obtener mi medio de vida. En principio iba a abrir una tienda de informática – profesión de toda mi vida – como empresa independiente, pero un conocido me habló de APP INFORMATICA.
En menos de una semana habíamos firmado el contrato de franquicia ya que en las conversaciones telefónicas  mantenidas con sus responsables, me trasmitieron la sensación de que APP INFORMATICA  era una empresa de futuro, seria y legal.
Dado que no había ninguna tienda de APP en esta ciudad –Barcelona – (solo en alguna población cercana), y que sus palabras siempre estuvieron llenas de promesas de que iba a recibir el máximo apoyo y ante el evidente interés mostrado en que se abriera la primera tienda bajo su enseña en Barcelona capital, confié y aposté por esta empresa. Posteriormente y tal como se verá  a lo largo del relato, las palabras y las buenas intenciones se las llevó el viento y que el famoso refrán popular que dice “prometer, prometer, hasta meter y una vez metido…. olvidar lo prometido”, es un hecho desgraciadamente  muy cotidiano.
El contrato se firmó el día 8 de noviembre de 2002, y la tienda se apertura el 20 de diciembre del mismo año. En ese intervalo de tiempo, entre la firma del contrato y la apertura, me comunicaron que me “invitaban” (gastos de desplazamiento y manutención a mi cargo), a participar en un curso de formación en Valencia, ciudad a la que me  desplacé a primeros de diciembre. El supuesto curso de formación como tal, nunca se celebró, se limitaron a dejarme “tirado” en la tienda de un franquiciado para ver como los empleados reparaban ordenadores y atendían al público  Al segundo día le manifesté a uno de los socios de APP INFORMATICA,  D. Javier Ginesta Barquero, que si en esto consistía el curso yo me volvía a Barcelona ya que por mi experiencia profesional nada me iba a aportar este puesto de “observador”. En aquel momento no le di más importancia a este hecho por ignorancia del funcionamiento y requerimientos de este modelo de negocio que es la franquicia y la confianza que había depositado en esta Empresa.

Poco a poco fueron surgiendo las desavenencias y los desengaños, como recibir 5000 folletos publicitarios al mes y no poder repartirlos en la calle  por prohibición de la normativa del Ayuntamiento de Barcelona ni en domicilios porque en la inmensa mayoría de los mismos reza el cartel “NO SE ADMITE CORREO COMERCIAL” lo que fue comunicado a la Central y su contestación fue que los repartiera en la tienda ¿¿¿???.
No permitieron que utilizara otros medios publicitarios (a pesar de prometer verbalmente alternativas publicitarias), eso si,los 150 € + iva  en concepto de publicidad los facturaban mensualmente. Igualmente decir que en ningún momento fui  conocedor de que se hiciera publicidad en revistas especializadas del sector, siendo la única excepción la publicidad en vallas publicitarias interiores en ciertos partidos de fútbol donde se publicitaban a si mismos como “APP INFORMATICA FRANQUICIAS “
Confección de abonos (por duplicación de facturas por su parte) con menos importe del cargo inicial.
Envíos de material no solicitado y más caro, en sustitución al material pedido, con el evidente problema que en estos casos se planteaba a la hora de cumplir con mis clientes que lógicamente querían el producto pedido y al precio concertado, lo que suponía en la mayoría de los casos, además de dar una impresión pésima de la tienda, tener que, o bien vender a costo (si se podía y el cliente lo admitía ó  “comérmelos con patatas” y pasarlos a la colección de stocks de la tienda con la consiguiente perdida debido a la depreciación del producto.
Recibir producto y ser facturado a un precio superior al concertado en el día de la compra,  y al tener que respetar, por ley,  el precio de venta concertado con el cliente,  conllevaba perder parte del escaso margen comercial, ó vender al costo y eso siempre en el mejor de los casos.
Fijación por parte del franquiciador, (y así obligado por contrato) de unos precios de venta al publico que convertían en “minúsculos” los márgenes comerciales lo que me obligaba a generar un volumen de negocio (ventas) muy difícil de alcanzar para obtener unos resultados de beneficio aceptables para el negocio. Según la Ley 16/1989 en su artículo 1, es una conducta  prohibida dicha fijación de precios por parte del franquiciador de lo que lamentablemente soy conocedor recientemente.
Los continuos errores en el programa informático de gestiónAPPGES y su reducida operatividad (inexistencia de etiquetas de códigos de barras, inventarios permanentes, trazabilidad de producto/cliente, cliente/producto, seguimiento y control de garantías, gestión de reparaciones, etc etc, me llevaron a plantearme la sustitución o complementación con otro programa informático para poder llevar adecuadamente el control de mi negocio, así se comunicó a central y su respuesta fué…. el silencio.
Poca o nula diligencia a la hora de velar por mis intereses como  franquiciado en el tratamiento y gestión de las garantías de producto que debía tramitadas directamente con el proveedor, dejando  a su libre albedrío el tiempo (a mi juicio demasiado dilatado, en muchos casos varios meses) y forma de resolverlas ( a veces con abono por cuantías irrisorias), lo que repercutía negativamente en la relación de la tienda con los clientes y lógicamente en mis recursos económicos.
Dilación en las respuestas de Central ante diversas circunstancias y que cuando llegaban (si es que llegaban) resultaban inoperantes para el asunto objeto de las mismas.
Inexistente asesoramiento técnico por parte de Central, teniendo que buscarlo en el proveedor, Internet ó en los foros paralelos creados por los propios franquiciados  para intercambiar dicha información técnica.
Trato denigrante por parte de los responsables de la Franquicia que ante cualquier tipo de justa reclamación siempre salía la frase fácil  “no haces mas que protestar“, “menos protestas y mas vender “, “esto es lo que hay, si no te gusta quita el cartel y márchate“, “te he permitido estar en APP,  pero  no me tientes“.  Este trato que comunique a APP mediante el correspondiente Buro Fax , nunca fue contestado. Para ser exactos NINGUN BURO FAX ENVIADO A LA CENTRAL DE APP INFORMATICA FUE NUNCA CONTESTADO.
Poco a poco, el vaso de la insatisfacción se iba llenando pero hábilmente la Central seguía prometiendo (verbalmente) nuevas mejoras y corrección de los errores, aunque todo quedaba en simples  ”buenas” intenciones.
En el año 2006 la central de APP comunicó a todos sus franquiciados que iba a otorgar anualmente unos rapels sobre ventas, sin especificar condición alguna para su otorgamiento (y así lo publicitó en su página web aunque posteriormente lo denominó Bonus (ver el artículo publicado en este blog con fecha  20.11.2010  donde hablo al respecto). Efectivamente a cada factura generada, APP iba aplicando las correspondientes cuantías por este concepto. La sorpresa fue cuando a la hora de hacer efectivas las cuantías obtenidas por éste  rapell/bonus, el Franquiciador pretendía que fueran liquidadas a condición de la firma de un documento donde se modificaban las condiciones contractuales, lógicamente me negué a aceptar el cobro bajo estas condiciones que no fueron especificadas en el comunicado de otorgamiento inicial. Igualmente en ningún caso renuncié a su cobro, y así lo volví a manifestar a la central de APP mediante el correspondiente Buro Fax (del que una vez más jamás se recibió respuesta). Al año siguiente, 2007 y a pesar de seguir asignando cuantías a cada una de las facturas generadas, nuevamente APP solicitaba la firma de un documento, cada vez mas restrictivo, que modificaba las condiciones contractuales. El 21-10-2008 reclamé, mediante el correspondiente Buro Fax, las cuantías adeudadas por APP de los años 2006 y 2007 en concepto de Rapell/Bonus y así otorgadas por dicha empresa, obteniendo una vez más el silencio por respuesta.
Por último el día 5.11.2008, de forma unilateral e injustificada y tres días antes del vencimiento/renovación  de mi contrato, APP procedió a darme de baja de la Franquicia, quitar mis datos de su web y bloquear el programa de Gestión APPGES impidiendo que pudiera acceder a los datos de mis clientes, facturas etc. A pesar de que se les exortó mediante Buro Fax a restablecer las relaciones comerciales, una vez más el silencio fue su respuesta.
Posteriormente aducirían que se procedió  a darme de  baja por impago de la cuota de renovación, sin embargo  nunca han podido acreditar documentalmente éste hecho porque dicha cuota ni se presentó al cobro, ni se devolvió, ni se reclamó de forma alguna.

Es posible (incluso diría seguro) que algún lector, además de resultarle familiar lo relatado, se preguntará porqué, ante tantas “anomalías”, no abandoné la franquicia, pues bien cualquier circunstancia al verla de forma retrospectiva  es mas fácil de analizar, pero en ese momento y a pesar de todo lo antedicho, yo seguía confiando en la Franquiciadora, y en que efectivamente se iban a poner todos los medios correctores oportunos. Igualmente hay que tener en cuenta que todos estos los hechos ocurrieron de forma paulatina, como la tortura china del “gota a gota” que una por si sola no hace gran mella pero si en su conjunto.

Por otro lado además de ser consciente de que un negocio requiere un plazo de madurez para que se inicie la rentabilidad (raro es el que da beneficios desde el principio), ya había adquirido unos compromisos económicos, había invertido buena parte de mi patrimonio, no tenía otro medio de ganarme la vida y lógicamente había que pelear por salir adelante.

Al quedar en esta dramática e injusta situación procedí al asesoramiento mercantil y legal correspondiente y cual no sería mi sorpresa final cuando se me informó que APP INFORMATICA no había cumplido con los requisitos legales a los que estaba obligado por la  Ley 7/1996  y el  R.D. 2485/1996 en la venta de este modelo de negocio que es la franquicia.
Igualmente hay que decir que en mi contrato no hay referencia alguna a CURSO DE FORMACION, ni PROGRAMA INFORMATICO DE GESTION, ni EXISTENCIA Y TRASMISION DE “KNOW.HOW”, ni ASISTENCIA TECNICA CONTINUADA, en definitiva no consta contractualmente ninguno de los requisitos OBLIGATORIOS y que son OBJETO de un contrato de franquicia, se me vendió un negocio que no era tal y por tanto no me aportaba esa posición de ventaja  y duplicación de éxito comercial que es el objetivo de una franquicia. Todos estos motivos  me llevaron a demandar Judicialmente a esta Franquiciadora


—-   Actualización 08.02.2012 ————————————————————————————————————–

LOS JUICIOS.-

Vista Previa.-

El día 28-09-2010 (tal como se indicó en su día en el  blog), en los Juzgados de 1ra. Instancia de Valencia, se celebró la Vista Previa al juicio, por la demanda interpuesta por la mercantil  exfranquiciada de Barcelona  -y de la que actuaba como administrador el autor de este blog- ,  contra APP INFORMATICA. Una vez definidas las posturas de ambos litigantes y aclarados los hechos controvertidos quedó fijada la fecha de celebración del Juicio Ordinario contra APP INFORMATICA para el día 25 de Enero de 2011.

Quiero resaltar algunas manifestaciones efectuadas por APP INFORMATICA en su defensa, que cuanto menos, según mi opinión, resultan totalmente incongruentes  y desafortunadas (por darles una suave calificación) y que si no fuera por la seriedad que reviste el asunto, dignas de cierta hilaridad al escucharlas.

1).-  APP  NEGO ROTUNDAMENTE que el  DOCUMENTO “MI FRANQUICIA APP.pdf” elaborado en julio de 2011 por esta Franquiciadora y donde se explica el funcionamiento del programa de Gestión de APP y otros procedimientos de funcionamiento de la Franquicia, (ciclo de gestión, Formación, entidad corporativa, programa informático,  etc etc..) NO ES UN MANUAL OPERATIVO DE LA FRANQUICIA, (documento donde los franquiciadores plasman su “know-how”). Afirmó que simplemente se ha “compilado” en papel lo que ya estaba disperso y descargable  desde el APPGES (su programa de gestión).

En primer lugar aclarar que el formato no es en papel sino en un documento electrónico con formato “.PDF”. Pero analicemos, según el diccionario de la RAE, la definición de  “compilar”.

compilar.

(Del lat. compilāre).

1. tr. Allegar o reunir, en un solo cuerpo de obra, partes, extractos o materias de otros varios libros o documentos.

Ahora analicemos como define el mismo diccionario RAE la palabra  “manual”

manual.

(Del lat. manuālis). (En una de sus acepciones sobre este vocablo, dice:)

9. m. Libro en que se compendia lo más sustancial de una materia.

Creo personalmente que no es preciso ser un erudito de la lengua para llegar a la conclusión de que no se puede negar lo innegable y que dicho documento es UN MANUAL OPERATIVO.

Igualmente me hago la siguiente reflexión; Si la documentación estaba dispersa en su APPGES, y era descargable, como afirman, era por tanto imprimible, entonces ¿por qué no se ha presentado en ningún litigio dicha documentación “dispersa” como prueba de su existencia?. En mi opinión la respuesta es simple, en mi caso no se presentó porque no existía y así lo manifestó la propia APP en su escrito de contestación a la demanda:

No se le entregó el MANUAL OPERATIVO DE LA FRANQUICIA porque NO EXISTE ni hay obligación legal de tenerlo”

2).- Igualmente se afirma  y explica que APP INFORMATICA, es una franquicia para:”

“FRIKIS” de la informática que están acostumbrados a trabajar con ordenador y digitalmente y por tanto no están acostumbrados a trabajar con “papel”.

Yo no entiendo a que se referiría con la definición de “FRIKI”, pero tomando la información disponible (y que expongo a continuación) dudo mucho que, como yo,  ningún profesional de la informática se indentifique con este vocablo ni con esta afirmación.

FRIKI –Historia y Definición.

friki o friqui (del inglés freak, extraño, extravagante, estrafalario, fanático), es un término coloquial, no aceptado actualmente por la Real Academia Española,1 que se refiere a aquellas personas específicamente interesadas (en algunos casos de manera obsesiva) hacia los temas de la denominada cultura friki:2 3 la ciencia ficción, la fantasía, el manga, el anime, los videojuegos, y los cómics, entre otros.

En Estados Unidos, el término freak se empleaba para referirse a las personas que se distinguían por tener alguna malformación o anomalía física (mujeres barbudas, hombres elefante o personas de estatura desmesuradamente alta o baja) y que eran exhibidas en los circos entre 1840 y la década de 1970. Un ejemplo de este fenómeno, origen del término y su significado, se puede contemplar en la película Freaks, dirigida por Tod Browning en 1932. Asimismo el guitarrista y cantante escocés Mark Knopfler, ex-líder de Dire Straits, compuso un tema sobre esta clase de personajes, y su exhibición en los denominados freak shows, titulado Devil Baby. El término también fue popularizado gracias al cómic The fabulous furry Freak Brothers de finales de los sesenta.

Con el paso de los años, la palabra se usó para referirse también a las personas que se catalogaban de extravagantes, producto de tener por lo menos una obsesión extrema o extraña con un tema en concreto; en el cual normalmente eran especialistas. Los temas de interés clásicos de los frikis se caracterizan por no estar aún aceptados ni bien vistos por la sociedad, considerándose normalmente gustos infantiles, inmaduros e impropios de la edad del sujeto. Estos temas están relacionados comúnmente con el desarrollo y manifestación de la imaginación, creatividad e inteligencia y no tienen necesariamente relación con el nivel de desarrollo socio-emocional del individuo, dado que estas aficiones pueden vivirse de muy distinta manera y depende de cada cual. Producto de un interés común que se presentaba entre un número de personas, muchos de los denominados freak empezaron a reunirse en grupos específicos, a los que se refiere como grupos o tipos de freak.

Finalmente, APP  concluyó afirmando que en ningún momento se ha dicho que se entregue el mencionado documento a todos los franquiciados. Sin embargo el mencionado documento estaba  disponible para su descarga en formato .pdf  desde el programa APPGES opción “ayudas”, a partir de dicho 2011.

Por otro lado en el documento emitido por APP “crisis.doc” el pasado 10.06.2010, en su medida nro. 4, párrafo 3, dicen textualmente:

Hemos recopilado en un pdf el know how de la franquicia, que anteriormente se hallaba disperso en las diversas aplicaciones del programa de gestión, para que lo tengáis todo junto en un único documento más cómodo. Debemos repasarlo todo y sacar el máximo rendimiento del negocio con la esperanza puesta en la recuperación. (APPges:Menu:Ayudas)”.

Si observamos el modelo actual de contrato descargable desde la web de APP INFORMATICA  y/o  el modelo  transcrito en el documento MI FRANQUICIA APP en ESTIPULACIONES punto 1 Objeto del Contrato  se dice literalmente lo siguiente:

 “1 .- Objeto del contrato.   El Franquiciador, por el presente documento, concede al Franquiciado, y éste a su vez acepta, una Franquicia para la explotación de una tienda de venta de productos y servicios informáticos y digitales de todo tipo, según los términos y condiciones contenidos en el mismo, consistente en el derecho a hacer uso, con licencia limitada, en los términos del presente contrato, de la marca del Franquiciador, y a aplicar el saber hacer transmitido por el Franquiciador en aplicación del presente contrato, que, sin perjuicio de estar disponible a través del software de gestión al que va a tener acceso el Franquiciado, se le entrega también en soporte papel para mayor facilidad”.

Según este texto, opino que se está haciendo referencia implícita al documento MI FRANQUICIA APP, y por tanto es lógico pensar  que es la propia APP quien lo  considera como un MANUAL DE OPERATORIA, que está disponible para sus franquiciados , que es descargable e imprimible  en papel y que por ese medio se trasmite su “Saber Hacer”.

—- Actualización  10.03.2012   ———————————————————————————————————-

Juicio y Apelación.-

En su día,  tal como se indicó en este blog, se celebró el juicio de la demanda que interpuso la mercantil en la que actué como administrador contra APP INFORMATICA.  Las sentencias emitidas como consecuencia de este juicio, tanto en primera instancia ante el juzgado nro. 20 de Valencia, (de la que en su día se solicitó Aclaración de Sentencia y que hasta la fecha no se ha recibido contestación alguna por parte de dicho juzgado) como la apelación en segunda instancia ante la Audiencia Provincial de Valencia, desestimaron en su totalidad, dicha demanda absolviendo a la demandada APP INFORMATICA. La defensa de la mercantil demandante, considerando que se habían producido infracciones procesales en ambas sentencias, presentó, ante el Tribunal Supremo, RECURSO EXTRAORDINARIO POR INFRACCION PROCESAL  y CASACION. Estando, en la actualidad,  pendiente de resolución ante el citado Organo Judicial.

Seguidamente se detallan, a modo de ejemplo, algunas de las infracciones procesales que se consideraron como tales:

Omisiones en sentencias.-

1).- APP INFORMATICA manifestó en su escrito de contestación a la demanda, hecho segundo apartado 3.3, (referente a la entrega del Manual de Operatoria de la franquicia):

“En efecto, no se le ha entregado un manual, porque ni existe ni hay obligación legal de tenerlo” .

Es el propio demandado quien con sus manifestaciones, admite implícitamente la inexistencia de “Know How” ya que si no está documentado, como puede transmitirse, y sin embargo, inexplicablemente, la sentencia OMITE dicha manifestación del demandado.

2). En Ambas sentencias se OMITE que en el contrato celebrado entre las partes y donde se identifican a los contratantes como franquiciador y franquiciado, no existe referencia alguna ni al “Know How”, ni a cursos de formación, ni a programa informático de gestión, ni a la prestación inicial y continuada de asistencia técnica ó comercial. En definitiva que supuestamente no existe obligación contractual sobre estas cuestiones.

Esta parte considera que deberían haber sido motivos más que suficientes para la anulación de dicho contrato ya que estas OMISIONES contractuales convierten en inexistente el objeto principal de dicho contrato en este modelo de negocio que es la franquicia.

3).- Resultan relevantes, a los efectos probatorios oportunos, las contradicciones de la demandada que en  la testifical del legal representante de APP, el Sr D. Francisco  Revaliente Carrasco, que es omitida en sentencia y referente a que cuando se le pregunta si APP había entregado al demandante la  INFORMACION  PRECONTRACTUAL estipulada en el art. 3 del R.D. 2485/1998 manifestó que  si se había producido la entrega de dicha información, (sin acreditarlo documentalmente), sin embargo al serle preguntado si conocía el contenido de dicho  art. 3, manifestó que no lo conocía.

4).- Igualmente resulta relevante, a los efectos probatorios oportunos,  cuando  se manifiesta  en sentencia que nada  opuso el demandante a la baja unilateral por parte de  APP, omitiéndose  el  burofax  enviado por el demandante con fecha 06.11.2008  y  adjuntado  a la demanda, donde se  requería a  APP a que se restableciera las relaciones        comerciales interrumpidas por APP de forma unilateral y tres días antes del  vencimiento del contrato entre las partes.

 Incongruencias en sentencias.-

 1).- La sentencia emitida por el juzgado de 1ra. Instancia, en el segundo de los  fundamentos jurídico párrafo primero manifiesta literalmente:

                “En el presente litigio, las  actoras ejercitan la acción tendente a obtener  la resolución  de pleno derecho del contrato de franquicia firmado entre las partes litigantes  de fecha 8 de noviembre de 2.002  ante  los incumplimientos  de la demandada para con su franquiciado y que en síntesis se argumentan en los siguientes:

   1.- Falta de información precontractual al potencial franquiciado al no poner en su  conocimiento  la falta de inscripción en el Registro Oficial de Franquiciadores.

    2.- Incumplimientos contractuales reiterados por parte de la demandada, vigente la relación contractual entre las partes litigantes (..)”

 Inexplicable e injustificadamente en la sentencia se “funde”, en uno solo (y asi se manifestó en la 2da. Instancia), dos artículos totalmente diferentes del R.D. 2485/1998 de fecha  13 de noviembre y que son Articulo 3.- INFORMACION PRECONTRACTUAL AL POTENCIAL FRANQUCIADO y el Artículo 5.3– CONSTITUCION DEL REGISTRO (DE FRANQUICIADORES) y OBLIGATORIEDAD DE INSCRIPCION DEL FRANQUICIADOR EN DICHO REGISTRO. Cuando en la demanda se reclamaba incumplimiento, separadamente, de cada uno de estos artículos del R.D.

Errores patentes en la valoración de las pruebas testificales .-

1).- La sentencia emitida por el juzgado de 1ra. Instancia , en el quinto de los fundamentos jurídicos párrafo segundo  consta literalmente:

“….., y de la testifical practicada, quedo probado, según así manifestó D. Oscar Giménez Gomar,  franquiciado,  que al actor  se le citó en su tienda franquiciada en Valencia para asesorarle y proporcionarle durante cuatro días  el curso de formación, siendo subjetiva la apreciación que realizo el demandante en su interrogatorio,  de no continuar con el curso, por considerar que no era  el adecuado y  no se le estaba dando la formación necesaria..”

 Al amparo del art. 376 LEC entendemos que la declaración de éste testigo no puede ser considerada como prueba determinante,  tal como se les atribuye en la sentencia,  por interesada y dependiente, en tanto que ha manifestado su dependencia de la demandada, declarando que es franquiciado de la misma, con varias tiendas, y con la que mantiene una relación comercial  y de amistad.

Igualmente resulta contradictorio que afirme que impartió un curso al demandante siendo tan solo un franquiciado de APP y no empleado de la misma. Por otro lado, a las preguntas de la defensa del demandante sobre si tenia constancia de que se le hubiera entregado al demandante alguna notificación del curso, horarios, lugar, material didáctico etc., contestó que  “no sabe si existe  notificación o cualquier otro tipo de documento, que él solo se limitaba a dar el curso pero el tema de documentos no los tocamos”, esta afirmación contradice lo manifestado anteriormente, ya que si “no sabe si existe notificación o cualquier otro tipo de documento” como puede afirmar que “al actor se le citó en su tienda franquiciada de Valencia para darle un curso “ 

Igualmente declaró (al preguntársele sobre el Manual Operativo de la Franquicia) que no existia manual de ningún tipo.

Esta parte, que ha mantenido durante toda la litis, que si bien fue a Valencia (sin obligación contractual y con los gastos a su cargo) a realizar el curso de formación inicial que no se celebró y por eso regreso a su ciudad de origen al segundo día,  entiende que dadas las manifiestas contradicciones del testigo deberían haber sido motivo más que suficiente para dudar de su credibilidad.

2).-La sentencia emitida por el juzgado de 1ra. Instancia, en el quinto de los fundamentos jurídicos párrafo segundo manifiesta  literalmente:

  “ La demandada facilitó el “know-how”, como así manifestaron los testigos que depusieron en la vista oral, D. Antonio Lledo Reyes, Dª Ana Mª Zaera Roca y D. Carlos Ortiz Moreno, D. Vicente Vives García, D. Rubén Antonio Crespo Gilabert, todos ellos franquiciados,   habiendo obtenido  la suficiente información  y formación para la prestación del servicio al usuario, y  con ello, mejorar los resultados del negocio.”

 Al amparo del meritado art. 376 L.E.C. la declaración de estos testigos no puede ser considerada como prueba determinante,  tal como se les atribuye en la sentencia,  por interesada y dependiente, en tanto que todos ellos han manifestado su dependencia de la demandada, declarando que son franquiciados de la misma, con varias tiendas, e incluso alguno de ellos empleados de la demandada.

Su testimonio de transmisión del “Know how” no ha sido avalado documentalmente ni por estos testigos ni por la propia demandada quien no debemos olvidar admite en el hecho segundo de su contestación a la demanda “apartado 3.3: “En efecto, no se le ha entregado un manual, porque ni existe ni hay obligación legal de tenerlo””.

Igualmente se debe tener en cuenta que sus declaraciones son referentes a su relación comercial particular con la demandada, y que en ningún caso son conocedores, como así lo admiten en sus declaraciones, de las divergencias que puedan existir entre el demandante y la demandada.

Tampoco debemos olvidar que a la pregunta de la defensa del demandante a todos y cada uno de los testigos sobre si les consta la existencia de un MANUAL DE LA FRANQUICIA, todos sin excepción contestaron QUE NO LES CONSTA LA EXISTENCIA DE MANUAL ALGUNO”

Esta parte considera que difícilmente se puede trasmitir un “Know how” que no está documentado.

Igualmente, tampoco debemos olvidar, que la demandada es una empresa cuyo objeto único de negocio es la venta de franquicias, que presume de una dilatada trayectoria en el mercado  y contar con 500 franquiciados,  por lo que se le supone una compleja y completa organización interna, (estudios de mercado, planificación de formación y su seguimiento, planes de reciclaje formativo, desarrollo de un eficiente “Know How” etc etc.) sin embargo no ha acreditado documentalmente ni la existencia de cursos de formación, ni la existencia de “Know how”. Simplemente porque no existe y así lo admite en su contestación a la demanda manifestando:

“no se le entrega el MANUAL DE OPERATORIA DE LA FRANQUICIA al demandante porque NO EXISTE ni hay obligación legal de tenerlo.”.

3).- La sentencia emitida por el juzgado de 1ra. Instancia en el fundamento jurídico quinto, párrafo segundo, manifiesta  literalmente:

    “ De contrario depusieron en la vista oral los testigos propuestos por la parte actora (el demandante), que mantuvieron los mismos argumentos que la parte actora, y cuya valoración testifical no puede ser tenida  en cuenta, toda vez que consta en las actuaciones que, las relaciones comerciales entre estos y la demandada, no llegaron a buen término.”

 Esta parte considera nuevamente que al amparo del art. 376 LEC la  desestimación testifical de los mismos y así reflejado en sentencia, resulta subjetiva y parcial, habida cuenta que los testigos presentados por la actora NO TIENEN DEPENDENCIA alguna con ninguna de las partes y tan solo manifestaron vivencias propias, (de caracteristícas muy similares a las denunciadas por el demandate) motivo por el que sus relaciones comerciales con la demandada no llegaran a buen termino,  Sin embargo los testigos propuestos por la demandada,  además de admitir su dependencia como franquiciados de la demandada igualmente admitieron en su testifical que desconocían las divergencias entre los litigantes en este juicio.

Indefensión.-

Ambos juzgadores (a quo y a quem) sostienen que no existe INDEFENSION  y que  a tenor del artículo 217 de la LEC, conforme al cual corresponde al actor la carga de probar la certeza de los hechos de los que ordinariamente se desprenda, según las normas jurídicas a ellos aplicables, pero entendemos que   si existe INDEFENSION, ya que ambos juzgadores someten al Demandante a la “Probatió Diabólica”, con esta PRUEBA DIABOLICA  ó PRUEBA INQUISITORIAL  de probar en negativo, ambos juzgadores someten a una prueba imposible, ya que resulta totalmente imposible que el demandante pueda probar que no se le impartió curso de formación alguno, que no se le transmitio el “Know How” , que no se le prestara asistencia tecnica ó comercial continuada.

——-    Actualización 03.06.2012 ————————————————————————————————–

Hasta la fecha, en ningún momento he entrado en la valoración personal y pormenorizada del contenido de las sentencias, pero creo que es el momento de hacerlo. Por ejemplo los pronunciamientos de la sentencia emitida por el juzgado nro. 20 de Valencia, donde se omiten en sentencia diversos aspectos que yo considero de vital importancia en el proceso (ver Omisiones en Sentencias de la actualización 10.03.2012 de este mismo artículo). O la consideración de hechos probados, por la sola testifical (verbal) de testigos de parte, que admiten ser franquiciados, empleados ó ambas cosas  de APP INFORMATICA, que se contradicen en sus testificales como es el caso de D. OSCAR GIMENEZ GOMAR  quien aseguró que a mí, como administrador de la mercantil que fué  franquiciada de APP , se me citó en su tienda  franquiciada en Valencia para asesorarme y proporcionarme durante cuatro días  un curso de formación, para afirmar, a renglón seguido, a las preguntas de mi defensa sobre si tenia constancia de que se me hubiera entregado alguna notificación del curso, horarios, lugar, material didáctico etc., contestó que  “no sabe si existe  notificación o cualquier otro tipo de documento, que él solo se limitaba a dar el curso pero el tema de documentos no los tocamos”, esta afirmación contradice lo manifestado anteriormente, ya que si “no sabe si existe notificación o cualquier otro tipo de documento” como puede afirmar que “al actor ( al autor de este blogi) se le citó en su tienda franquiciada de Valencia para darle un curso “. Ni  el testigo ni APP INFORMATICA presentaron documento alguno que acreditara sus afirmaciones.

Otro hecho considerado como probado en la misma sentencia, es el párrafo de la misma donde se manifiesta:

La demandada (APP INFORMATICA) facilitó el “know-how”, como así manifestaron los testigos que depusieron en la vista oral, D. Antonio Lledo Reyes, Dª Ana Mª Zaera Roca y D. Carlos Ortiz Moreno, D. Vicente Vives García, D. Rubén Antonio Crespo Gilabert, todos ellos franquiciados,   habiendo obtenido  la suficiente información  y formación para la prestación del servicio al usuario, y  con ello, mejorar los resultados del negocio.”. 

Al Igual que en el caso anterior, ninguno de los testigos, ni APP INFORMATICA, aportó documento alguno que avalara sus afirmaciones, y sin embargo se consideró como un hecho probado, es más, todos los testigos, sin excepción,  manifestaron que no existía  MANUAL OPERATIVO DE LA FRANQUICIA, no puedo entender como se puede trasmitir un  KNOW  HOW que no está documentado algo totalmente contrario a lo se indica en el REGLAMENTO 2790/1999 CE en su artículo 1 apartado f).

Para mi resulta completamente inaudito como un juez pueda considerar como hechos probados las testificales de unos testigos que evidentemente resultan de dudosa imparcialidad y que son claramente favorecedores a la demandada APP INFORMATICA  por la dependencia que les une como franquiciados  y/o empleados de la misma, y todo con tan solo con su testimonio verbal y sin acreditar sus afirmaciones  con ningún tipo de documento. No se si algún lector, podrá darme alguna justificación al respecto, yo particularmente no la veo.

En otro orden de cosas y al hilo de la afirmación de algunos testigo que manifestaron ser franquiciados y a la vez empleados de APP INFORMATICA, particularmente pienso que ambas cosas a la vez – franquiciados y empleados – son incompatibles y digo esto porque a mi juicio considero que pueden tener  una posición de ventaja con respecto al resto de franquicidos  al disponer de información privilegiada  e igualmente podría darse el caso de existir un trato de favor por parte de los proveedores.

Mientras se estaba resolviendo este conflicto legal se iniciaron las publicaciones en  este blog, en actualizaciones posteriores indicaré los motivos que dieron lugar a su existencia y motivación.

—— ACTUALIZACION  02.08.2012  ——————————————————–

 EL BLOG.- Nacimiento.

Al objeto de intercambiar información, tanto técnica como comercial, yo estaba suscrito a diversos foros independientes creados por franquiciados de APP INFORMATICA. Estos foros surgieron ante la necesidad de dar rápida respuesta a diversas cuestiones que surgían en el quehacer diario de la tienda. Con este modo de funcionamiento podíamos resolver de forma casi inmediata, todo tipo de cuestiones técnicas, experiencias personales sobre productos, intercambiar  opiniones y resolver cuestiones que, por experiencia, sabíamos que  planteadas a la Franquiciadora,  no se obtendría  la celeridad que considerábamos  necesaria para su resolución.

Como consecuencia de la demanda interpuesta por la Mercantil que yo administraba contra APP INFORMATICA, un importante numero de franquiciados de APP, algunos integrados en estos foros y otros que fueron conocedores de la misma  por otros medios, se pusieron en contacto conmigo para interesarse por las circunstancias y motivos de la demanda. Ante el interés surgido consideré oportuno utilizar mi blog personal para opinar  e informar sobre diversos aspectos del funcionamiento de esta Franquiciadora y de esta forma “nació” este blog.

Personalmente considero que este blog fué un revulsivo para la forma de actuar de la Franquiciadora . Por citar un ejemplo cabe recordar el artículo publicado en este blog con fecha 17.10.2010 titulado APP A LOS TRIBUNALES (12 + 1) DENUNCIA PUBLICA donde un potencial franquiciado pudo recuperar, de forma inmediata a la publicación del artículo, una importante cantidad económica retenida indebidamente por APP INFORMATICA.

——-    Actualización 15.10.2012 ————————————————————

Esta percepción personal no es solo por la aparición del Blog, creo firmemente que tanto la demanda interpuesta contra APP INFORMATICA, como éste blog , ambas circunstancias conjuntas, fueron, bajo mi punto de vista, las que crearon esta acción revulsiva y para sostener esta tesis me baso en lo siguiente:

La demanda contra APP INFORMATICA, se presentó en Enero de 2010 y el primer artículo del blog se publicó  Febrero de 2010.

La demanda, fundamentada en lo que se consideraban incumplimientos legales en la venta de este tipo de negocio, consistía en los siguientes puntos:

1).- Falta de entrega de la Información Precontractual al potencial franquiciado tal como establece el artículo 3 del R.D. 2485/1998.

2).- Falta de inscripción en el Registro General de Franquiciadores tal como establece el artículos 6 y 8 del R.D. 2485/1998.

3).- Inexistencia de KNOW HOW por la falta de entrega del Manual Operativo de la Franquicia  (donde debe estar documentado dicho  KNOW-HOW  del negocio para  así poder  trasmitirlo al franquiciado), tal como establece el artículo 2 del R.D. 2485/1998 y el Reglamento (CE) 2790/1999 artíclo 1 apartado f).

4).- Falta de asistencia inicial (cursos de formación) y continuada tal como establece igualmente el artículo 2 del R.D. 2485/1998.

5).- Inexistencia ó falta de comunicación de planes de publicidad (a pesar de cobrar, el franquiciador, una cuota mensualmente por este concepto).

6).- Falta de asistencia, por parte del Franquiciador, en la gestión de garantías con los proveedores.

7).- Imposibilidad del cobro del Rapell anual al pretender, el franquiciador,  obligar a la aceptación de unas condiciones que modificaban las condiciones contractuales y que no fueron especificadas en la presentación de esta modalidad de bonificación.

8).- Fijación por parte del franquiciador, (y así obligado por contrato) de unos precios de venta al publico que convertían en “minúsculos” los márgenes comerciales lo que me obligaba a generar un volumen de negocio (ventas) muy difícil de alcanzar para obtener unos resultados de beneficio aceptables para el negocio. Según la Ley 16/1989 en su artículo 1, es una conducta  prohibida dicha fijación de precios de venta al publico por parte del franquiciador

9).- Cuestiones diversas referentes a la relación contractual.

En ese mismo año (Mayo/Junio 2010), APP INFORMATICA, puso a disposición de sus franquiciados dos documentos, a mi juicio, con un contenido muy significativo. El primero denominado “MI-FRANQUICIA-APP.pdf.” y el segundo denominado “CRISIS.doc” .

Para mi resulta curiosamente coincidentes ciertas propuestas que hace el Franquiciador en estos documentos a sus franquiciados  y que son las siguientes:

1).- Creacción del documento “MI FRANQUICIA APP.pdf”  (y sus posteriores versiones),  APP INFORMATICA lo define en su documento “CRISIS.doc” de la forma siguiente: “ Hemos recopilado en un pdf el know how de la franquicia, que anteriormente se hallaba disperso en las diversas aplicaciones del programa de gestión, para que lo tengáis todo junto en un único documento más cómodo. Debemos repasarlo todo y sacar el máximo rendimiento del negocio con la esperanza puesta en la recuperación”. A esta manifestación hay que añadir lo que APP INFORMATICA afirmó en su contestación a la demanda “No se le ha entregado manual porque no existe ni hay obligación legal de tenerlo”,

2).- Inclusión, en el documento anterior ( MI FRANQUICIA APP. Pdf ), de :

2.1)  Información PRECONTRACTUAL AL POTENCIAL FRANQUICIADO.

2.2)  Descripción CLARA Y CONCRETA referente a los cursos de Formación.

2.3)  Descripción detallada de ciertos aspectos de funcionamiento de la Franquicia así

como un detallado manual de funcionamiento de la aplicación Informática de

Gestión.

2.4)  Copias de acuerdos  firmados con algunos proveedores al objeto de obtener unos

ciertos compromisos tendentes a normalizar y mejorar la atención de garantías de

producto.

3).-  Documento “CRISIS.doc” en este documento, APP INFORMATICA, notifica a sus franquiciados lo siguiente:

3.1)   ANULACION DE LA CUOTA DE PUBLICIDAD.

3.2)   SUSTANCIOSA REDUCCION DE LA CUOTA ANUAL DE RENOVACION.

3.3)   IMPORTANTE SUBIDA DE MARGENES COMERCIALES ( e Implantación

de un sistema de PVP flexible que permite al franquiciado ajustar, él mismo, sus

márgenes comerciales.

3.4)   Pago del Rapell/Bonus sin condiciones.

4).- Regularización de su situación de inscripción en el Registro General de

Franquiciadores del Ministerio de Industria Comercio y Turismo.

Si comparamos los contenidos de la demanda y algunas informaciones de este blog, con las acciones por parte de APP INFORMATICA cara a sus franquiciados y posteriores a la demanda y la aparación del blog, resulta de curiosa coincidencia (al menos para mi) la similitud de conceptos. Yo entiendo que cuando algo está correcto,(si es que lo estaba), sobra corregirlo. Como ya se ha indicado en este blog, no han sido reconocidos judicialmente los planteamientos de la demanda, motivo por el cual considero y creo firmemente que no se ha hecho justicia.

——-    Actualización  proxima ————————————————————

SE ABRIO LA CAJA DE PANDORA

Una respuesta a “Mi historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s