APP Franquiciados (6)

Ayuda Para Potenciales Franquiciados (6)

La Franquicia fases de adhesión.-

Fase 3,  firma del contrato.-

Esta es la fase más decisiva de todas ya que tras la firma del contrato se concluyen las fases de contactos preliminares e información y entran en vigor, con caracter legal y práctico, las condiciones que se hayan estipulado entre franquiciador y franquiciado y que regiran en el futuro las relaciones comerciales entre ambos hasta la extinción del mismo e incluso, dependiendo de determinadas claúsulas, con posterioridad a la relación contractual. Por tanto, éste documento legal, debe contener las características de  claridad, equilibrio y legalidad . CLARIDAD en cuanto a su redacción, sin tecnicismos innecesarios, identificando perfectamente los datos de los contratantes, el objeto del contrato y el clausulado correspondiente. EQUILIBRIO en cuanto a los derechos y obligaciones de ambos contratantes reflejados en sus estipulaciones ó clausulado. LEGALIDAD en cuanto a  que todo el contenido de su clausulas esté ajustado a las normas legales vigentes en ese momento.

El contenido esencial del contrato de franquicia viene determinado por tres elementos que caracterizan a la franquicia y sirven para diferenciarla de otras modelos comerciales  afines y que en definitiva son el objeto de dicho contrato y que estan regulados por el R.D. 419/2006 de 7 de abril (BOE nº 100 de 27 de abril), por el que se modifica el Real Decreto 2485/1998, de 13 de noviembre, relativo a la regulación del régimen de franquicia y el registro de franquiciadores.:

a) MARCA: El uso de una denominación o rótulo común y una presentación uniforme de los locales y/o medios de transporte objeto del contrato.

b) KNOW-HOW (Saber Hacer): La transmisión al franquiciado por parte del franquiciador de un Know-How (o conjunto de conocimientos o procesos prácticos verificados por el franquiciador y fruto de su experiencia que deben cumplir las definiciones de la CEE y el mencionado R.D. 419/2006 que resumidamente son;  ser PROPIO, SUSTACIAL / SINGULAR y DOCUMENTADO (para facilitar su trasmisión)

c) APOYO INICIAL Y CONTINUADO: los cursos iniciales y la prestación continua por el franquiciador de asistencia comercial y técnica durante la vigencia del acuerdo de franquicia.

Se debe prestar especial atención al clausulado ó estipulaciones del mismo ya que ésta parte del contrato se detalla el contenido de los compromisos y obligaciones de ambas partes.

Aquí es donde se regulan, entre otros, aspectos como:

La cesión del uso de las marcas y propiedad de los diferentes signos distintivos (logotipos, colores corporativos, tipografías, etc.), así como las normas para su correcto uso.

La transmisión del know-how de la franquicia y sus concreciones: Manual de operaciones, formación inicial y continuada, etc.

Los requisitos  que debe cumplir el local comercial el trato al usuario final etc.

La determinación de la oferta de producto que podrá ofrecer el franquiciado, así como sus condiciones de suministro

La exclusividad territorial de la franquicia

El uso de la tecnología (software, etc.) y la prestación de soporte técnico correspondiente

Los procesos y obligaciones de información y control

Las campañas publicitarias por ambas partes

El soporte y apoyo al que vendrá obligado el franquiciador

Las condiciones económicas de la relación. Garantías. Seguros.

La duración del contrato de franquicia.

Las posibles causas de terminación de la relación.

Las consecuencias de la extinción anticipada ó concertada del contrato.

Lugar y forma de las notificaciones, disposiciones interpretativas, medios de resolución de conflictos, etc.

En definitiva, el contrato es auténtica “ley entre las partes”, que regirá la relación entre ellas durante “años”. Por ello es tan importante realizar un análisis exhaustivo del contenido de cada una de sus cláusulas antes de firmar.

CONSEJO.- El principal consejo es que éste documento – el contrato – sea revisado por un profesional, si es licenciado en derecho mejor y si encima es especialista en franquicias mejor que mejor. No obstante, no estará demás que hagamos una primera revisión del clausulado para detectar si existe un desequilibrio manifiesto entre los derechos y obligaciones de cada una de las partes (especialmente favorables al franquiciador). Posibles irregularidades o contradicciones del documento, (p.e. que en una clausula se estipule una cancelación de contrato de forma libre y voluntaria durante o a la finalización del contrato y en otra clausula una penalización por ello) etc. Otro aspecto importante que se debe tener en cuenta es la duración del contrato y su renovación. Es practica muy habitual que los contratos de franquicias sean por 10 años por 5 años y tambien los hay por 1 año, en cualquier caso hay que tener en cuenta la previsión de en cuanto tiempo se puede amortizar la inversión realizada (suele ser habitual que el franquiciador nos facilite datos aproximativos). Quizas un contrato a 10 años sea un plazo excesivo, lo habitual suelen ser periodos de 5 años, de lo que a mi personalmente no me cabe ninguna duda es que los de 1 año de duración representan un espacio de tiempo demasiado reducido para poder  amortizar la inversión realizada por minima que ésta sea.

Anuncios