APP Franquiciados (2)

Ayuda Para Potenciales Franquiciados (2)

La FRANQUICIA como modelo de negocio.-                 

La franquicia es una fórmula de asociación comercial entre dos empresas que legalmente son independientes entre sí.  Una parte  – el franquiciador – cede los derechos de uso de  una marca, una imagen corporativa y un sistema de trabajo propio,  sustancial y desarrollado por él  (know-how) a la otra parte – el franquiciado – quien se encargará de distribuir los bienes y/ó servicios dentro de una zona de exclusividad y de acuerdo con las normas preestablecidas por el franquiciador de tal forma que, para el cliente final, no debe haber distinción entre un establecimiento propio y uno franquiciado. A cambio, el franquiciado ofrecerá unas contraprestaciones económicas al franquiciador.
Este sistema aporta multitud de ventajas, tanto para el franquiciado como para el franquiciador. Por una parte, la empresa que quiere expandir su red comercial y por tanto incrementar sus puntos de venta, tiene en los franquiciados al equipo humano adecuado para crecer más rapido, obteniendo un menor riesgo operativo, al mismo tiempo que alcanza una cobertura geográfica que no podría conseguir abriendo exclusivamente puntos de venta propios. Por la otra parte,  permite al emprendedor establecer su propio negocio de la mano de una marca ya conocida y establecida, con una inversión probablemente menor a la que precisaría si emprendiera un negocio sólo, mas rápidamente y con mejores condiciones económicas y mayor garantia de exito gracias a formar parte de una cadena y recibir  el soporte del franquiciador.
Si la franquicia tiene como fin la venta de bienes, el franquiciador obtendra, al incrementar el numero de franquiciados, unas condiciones de compra mas ventajosas a la par que el franquiciado podra ofrecer, como consecuencia, unos precios finales más competitivos en el mercado.
En definitiva, el franquiciado recibe la réplica de un negocio de exito probado creado por el franquiciador, pero cuidado,  como todo negocio siempre existe un componente de riesgo aunque el sistema de franqucias puede minimizarlo considerablemente.

CONSEJO.-
En primer lugar deberemos tener muy claro que algunos tipos de negocio parecen similares a la franquicia pero no lo son,  p.e. asociacion de comerciantes, centrales de compra etc. que quizas puedan compartir marca e imagen corporativa pero normalmente carecen de algo muy importante, un sistema de trabajo propio y sustancial (know-how)  que a mi juicio es el corazón y motor del exito.  De la misma forma debemos carecer de complejos al tratar con una empresa franquiciadora, no nos hacen un favor al admitirnos en su red, es un beneficio mutuo. Y por último tampoco debemos dejarnos deslumbrar por un alto  numero de integrantes de la red, (tiendas franquciadas) , no es el parámetro para medir su importancia, a mi juicio lo realmente significativo, además de su know-how, es el número de cierres, ahí se ve si el negocio es realmente rentable y se esta duplicando el exito, un porcentaje de cierres superior al 20% puede ser sinónimo de deficiencias en el franquiciador.
Anuncios